Fundación Comunitaria del Bajío…construyendo alianzas, trabajando en comunidad

La Fundación Comunitaria del Bajío (FCB), trabaja en un proyecto enfocado en potenciar las habilidades de la gente para el trabajo y la vida en 13 comunidades. Un plan de desarrollo construido desde la comunidad.

Acompañar a los habitantes de las comunidades rurales a mejorar su calidad de vida a través de potenciar sus habilidades hacia el trabajo y la propia vida, es el objetivo del proyecto Educación y Empleabilidad que impulsa la Fundación Comunitaria del Bajío (FCB) en 13 comunidades del estado ubicadas en las inmediaciones de los parques industriales Castro del Río en Irapuato y FIPASI en Silao.

Adriana Cortés Jiménez, Directora General de la FCB, habló en entrevista de la necesidad de intervenir las comunidades frente a la industrialización, de ahí que buscamos, dijo, “lograr un verdadero cambio en la persona como centro de todo ser, antes de proponer infraestructura, primero conocemos la vida diaria de las personas y junto con ellos se establece un plan de desarrollo en la comunidad”.

Para lograr lo anterior, el esquema de trabajo y de intervención de la Fundación Comunitaria del Bajío, contempla estar en una comunidad durante 5 años, por lo que generar ALIANZAS con diversos sectores; empresas, organizaciones de la Sociedad Civil, Académico y Gubernamental, es de vital importancia. Actualmente se trabaja con seis universidades, dos asociaciones civiles y 25 de 72 empresas que hay en el parque industrial Castro del Río provenientes de países como Japón, Alemania, China y Estados Unidos.

Los ejes de acción en este proyecto son Educación y Empleabilidad, para lo cual, se establecieron comités en coordinación con las instituciones aliadas. Mientras que al interior de la comunidad se forman grupos de seguimiento; se identifican y se forman líderes sociales que son quienes en un futuro guiarán la continuidad de las acciones definidas, nos informó Adriana Cortés Jiménez, Directora General de la FCB.

Daniel Domagala del Instituto SINERGOS de Nueva York, uno de los aliados estratégicos de la FCB desde hace muchos años, participa en este proyecto en la construcción de alianzas estratégicas entre el ámbito educativo, el sector gubernamental, las empresas y la sociedad civil.

Al respecto, dijo que la vida de las comunidades frente a la industria es muy compleja, por un lado, se necesita crecimiento, desarrollo económico, pero por el otro, evitar que la empresa afecte a la comunidad como problemas de contaminación, falta de agua, etc. “se tiene qué beneficiar a la comunidad”, pero para ello, “personas, empresas y gobierno tienen que querer otra realidad. No puede haber cambio social sin la participación de las personas”, afirmó.

Agregó que el esquema de trabajo de la Fundación Comunitaria del Bajío es muy bueno porque generan alianzas, hablan con los diferentes actores, coordinan, ordenan el esfuerzo y tienen el mapa general de la problemática a largo plazo, “esto permite la continuidad aún frente a los cambios de gobierno, ese es un desafío que se neutraliza con las alianzas, con la suma de esfuerzos y dando cada uno lo mejor”